viernes, 11 de septiembre de 2009

Mariposas


A mediados del mes de abril me escapé solita una mañana de domingo al Rastro. Me encanta revolver entre las cajas destartaladas de algunos puestos. A veces se encuentran pequeñas joyas. En aquella ocasión me encontré con cinco mariposas que me llevaron inmediatamente a mi infancia. Hasta el otro día estuvieron encerradas en unas de mis mil cajas, pero al final se escaparon tres de ellas y se han convertido en collares. Este es uno de ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada